CASO PRÁCTICO

La fortaleza de un equipo sólido de la cadena de suministro durante el COVID-19 

Durante una pandemia, nuestros equipos son esenciales para el funcionamiento seguro e higiénico de hospitales, centros de asistencia, aeropuertos, plantas de producción, oficinas y otras instalaciones en todo el mundo. Este trabajo es desarrollado por personas dedicadas sobre el terreno, como la directora de Aprovisionamiento Ana Guim, bajo el apoyo de la red global de ISS, lo que les permite garantizar la implantación de procedimientos consistentes y el intercambio rápido de mejores prácticas.

Procuring PPE during COVID-19

Teníamos una responsabilidad conjunta con nuestro personal y nuestros clientes, y teníamos que cumplir.

Ana Guim, Directora de Aprovisionamiento de ISS 

En el momento álgido de la pandemia del COVID-19 en China, nuestro equipo de la Cadena de Suministro y Aprovisionamiento se enfrentó a un desafío único: Como garantizar que el personal de ISS en toda China, el primer país afectado por el COVID-19, tuviera el equipo de protección personal (EPP) correcto en un momento en que los EPP eran un producto extremadamente escaso. Y no se trataba solo de los EPP. La demanda pronto superó la oferta de desinfectantes para manos, desinfectantes de limpieza y otros suministros esenciales.

“No podíamos malgastar el tiempo ni los equipos”, explica Ana Guim, Directora de Aprovisionamiento. “Se requirió un esfuerzo masivo de todo el equipo para mantener abastecido a nuestro personal. Cuando llegaba un pedido, cualquiera que estuviera disponible se dirigía al almacén para prepararlo. Trabajamos hombro con hombro con el proveedor, reempacando los envíos para satisfacer las necesidades de cada instalación. Ante la escasez de productos, tuvimos que enviar la cantidad exacta de suministros que se requerían”. 

Todos juntos en esta misión

El equipo de Ana trabajaba 18 horas al día. Asistían a reuniones en línea hasta la una o las dos de la madrugada, valorando las necesidades, hablando con los proveedores y organizando las entregas a las instalaciones locales de ISS por todo el país, y al día siguiente volvían a las siete de la mañana para revisar los avances. 

La situación se agravó mucho más al ser China el primer país afectado por la pandemia. Nuestro equipo tenía experiencia acumulada por la epidemia del SARS ocurrida en 2003, lo que nos permitió implantar rápidamente las estructuras y procesos necesarios para hacer frente a la emergencia. Sin embargo, la pandemia del COVID-19 alcanzaba un nivel que nadie había experimentado antes, de modo que la situación requería una gran cantidad de ingenio, por ejemplo, para encontrar productos químicos alternativos para la limpieza o nuevos proveedores de mascarillas.
 
“Se requirió mucho trabajo en equipo para obtener las aprobaciones correspondientes (leímos un gran número de manuales y lineamientos por la noche), pero a la vez teníamos una responsabilidad conjunta con nuestro personal y nuestros clientes, y teníamos que cumplir”, declara Ana. “Se respiraba una increíble sensación de camaradería. No solo en nuestro equipo, sino desde el resto de la organización y con nuestros colaboradores y clientes. Estábamos todos juntos en esta misión, haciendo todo lo que podíamos para que funcionara”.

Estos esfuerzos dieron sus frutos. A pesar de la situación, nadie en ISS fue a trabajar sin los EPP recomendados y ningún miembro del personal de ISS en China continental contrajo el coronavirus, un dato estadístico increíble dadas las circunstancias. 

 

CASO PRÁCTICO

Mantenemos el suministro de EPP para nuestros clientes durante COVID-19

En una crisis, las organizaciones muestran su valor con mucha claridad y con rapidez. Al comienzo de la pandemia de COVID-19, el equipo de la Cadena de Suministro y Aprovisionamiento de ISS ayudó a muchos clientes a que pudieran seguir operando al proporcionarles los equipos esenciales necesarios para hacerlo de forma segura.

Más información
Disinfection Services
Intercambio de mejores prácticas

El trabajo realizado por ISS en China produjo beneficios mucho más amplios. Como organización mundial, los equipos nacionales de ISS intercambian periódicamente aprendizajes, experiencias y mejores prácticas. Un hábito que se intensificó tan pronto como se hizo evidente la propagación del COVID-19 por todo el planeta. 

Muchos de los sistemas y procedimientos desarrollados en China se implantaron en otros países a medida que se propagaba el virus, según explica Vincent Robyn, director de la Cadena de Suministro y Aprovisionamiento en la región de Asia-Pacífico.

“Todos los aprendizajes se desarrollaron a nivel regional y de grupo”, afirma. “Una medida que marcó una gran diferencia. Otros países y regiones copiaron nuestro modelo y enfoque de gobierno, y gracias a ello pudimos reducir significativamente los plazos de las entregas en riesgo en otros países. Gran parte de este mérito se debe a las personas que trabajan en el campo, como es el caso de Ana y su equipo”.

Este enfoque global caracteriza nuestra propuesta en ISS, tanto en tiempos de normalidad como en tiempos de crisis. Nuestros máximos estándares de servicio son impulsados por personal altamente comprometido; por otra parte, el intercambio de nuestros procedimientos y mejores prácticas nos permite transmitir tranquilidad a nuestros clientes por todo el mundo. 

Manténgase al corriente

Suscríbase para recibir los últimos análisis de ISS. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento.

Suscríbase aquí

Historias acerca de las personas, los espacios y el planeta

LAS PERSONAS CREAN LOS ESPACIOS

Más de 60.000 clientes en más de 30 países