PERSONAS

Una empresa multinacional con un ambiente familiar

Agnes Adamer comenzó a trabajar en ISS a tiempo parcial mientras estudiaba. Ocho años más tarde, ocupa el puesto de Site Manager en uno de los hospitales más grandes de Europa, donde dirige un equipo de 400 personas, convirtiéndose así en una parte clave en la recuperación del paciente. 

People - Agnes Adamer ISS Austria
Como Site Manager, Agnes Adamer está al frente de la totalidad de nuestros servicios en uno de los hospitales más grandes de Europa, servicios que van desde la limpieza de salas y ventanas hasta tareas como hacer las camas y servir la comida a los pacientes. En coordinación con el cliente, establece exactamente aquello que se necesita; después, trabaja con su equipo para garantizar que se satisfagan esas necesidades. 

“Nuestro papel es asegurarnos de que el personal médico y de enfermería disponga de todo lo que necesita y solo tenga que concentrarse en tratar a los pacientes”, señala. “Esto significa que tenemos que escuchar con atención. A menudo pido al personal del hospital que nos muestre cómo hacen las cosas para que podamos diseñar nuestras rutinas de la forma más acorde posible. Así, ayudamos a crear un ambiente de recuperación agradable y eficaz para los pacientes”.
 

Una solución rápida y creativa

Las estrictas normas, el tamaño y la complejidad de un hospital pueden plantear algunos desafíos. Por ejemplo, cuando la COVID-19 llegó por primera vez a Austria, Agnes y su equipo tuvieron que actuar con rapidez para reorganizar las rutinas de limpieza, poner en marcha controles médicos adicionales y ampliar la oferta formativa sobre cómo trabajar de manera segura. ¿Pero cómo formas a un total de 400 personas si no puedes reunirlas en una sala? 

La solución que se le ocurrió a Agnes fue crear vídeos instructivos de corta duración a través de su teléfono para compartirlos con su equipo. Una idea que ayudó a complementar las hojas informativas, las instrucciones de trabajo y otras soluciones para hacer de la excelencia en la limpieza una práctica permanente. Gracias a su peculiar creatividad y dedicación, Agnes se ha convertido en una líder muy popular tanto para su equipo como para el cliente. 

 

Todos los que trabajamos aquí lo hacemos por el bien de los pacientes y, ser parte de ese proceso, es una sensación increíble.

Agnes Adamer,  Site Manager de ISS
Un equipo multicultural

En el hospital, nuestro personal ofrece servicios que van mucho más allá de la limpieza. Es habitual ver a nuestro equipo en salas y áreas de espera, por ejemplo, ayudando a los visitantes a dirigirse al lugar que buscan o actuando como intérpretes entre el médico y el paciente en caso de que haya algún problema con el idioma. 

“El hospital recibe pacientes de toda Austria y del extranjero, y algunos de ellos no entienden muy bien el idioma o el sistema de salud”, explica Agnes. “Nuestro equipo es multicultural, por lo que hablamos muchos idiomas. Por eso, a menudo se nos pide que intervengamos para ofrecer ayuda”.

Fue este multiculturalismo lo que atrajo a Agnes a ISS por primera vez hace ocho años. Comenzó a trabajar a tiempo parcial en contratación de personal mientras estudiaba Administración y Economía en la universidad; sin embargo, pronto invirtió los términos para poder trabajar a tiempo completo en ISS y acabar sus estudios a media jornada. Desde entonces ha desempeñado funciones en diferentes instalaciones de Austria, si bien el sentimiento especial de la familia ISS siempre ha estado presente.

“Me encanta el hecho de que ISS, aun siendo una gran multinacional, sea como una familia. Mi equipo procede de todos los rincones del mundo, pero todos nos apoyamos recíprocamente y trabajamos por el bien de los pacientes: ser parte de ese proceso es increíble”.

La nota de agradecimiento definitiva

En última instancia, Agnes y su equipo son los guardianes de la higiene y la limpieza en el hospital. Un trabajo imprescindible para garantizar la seguridad y la salud de los pacientes y del personal. 

“Cuando el hospital recibe una nota de agradecimiento de un paciente, a menudo se menciona a aquel buen hombre o a aquella amable mujer que le trajo su comida o limpió su habitación. Leer esto es realmente fantástico, y me aseguro de compartirlo con el equipo”, comenta Agnes. “Dada la situación generada por la COVID-19, los pacientes están cada vez más agradecidos por la labor que hacemos. Se dan cuenta de la diferencia que marca nuestro trabajo en su propia seguridad y recuperación; en este sentido, me enorgullece que mi equipo consiga lograr ese efecto”.
 

Mantente al día

Suscríbete para recibir los últimos insights de ISS. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Suscríbete aquí

Historias sobre personas, lugares y sobre el planeta

LAS PERSONAS INFLUYEN EN LOS LUGARES

Más de 60.000 clientes en más de 30 países